La deshidratación ha sido desde siempre el mejor sistema de conservar los alimentos: se trata de extraer solamente el agua, mediante calor suave que no altera los nutrientes.

Si te interesa la alimentación saludable y conservar los alimentos en su época, entonces la deshidratación es un modo de conservación perfecto para ti.

La deshidratación o desecación de alimentos consiste en eliminar la mayor cantidad posible de agua o humedad del alimento seleccionado bajo una serie de condiciones controladas como temperatura, humedad, velocidad y circulación del aire. El agua es el elemento básico para la vida humana, pero también para la vida microbiana, por lo que, al retirarla, ayuda a darle una vida útil y más prolongada al alimento.

deshidratados

El desecado provoca que el alimento en cuestión se reduzca en tamaño debido a que ha perdido gran parte de su volumen (agua), y como resultado se obtiene un alimento de consistencia más liviana y pequeña de un buen sabor y olor el cual es muy resistente y de fácil transportación, con un riesgo mínimo de descomposición o crecimiento microbiano.

foto portada

Ventajas de los alimentos deshidratados

Un alimento fresco se descompone fácilmente debido a diferentes factores como la acción de mohos, levaduras, bacterias y enzimas. Al exponerse al aire libre y a temperaturas elevadas se acelera su proceso de descomposición cambiando su color, aspecto, olor y sabor. Cuando un alimento esta en descomposición, es perjudicial para la salud.

Debido a lo anterior, el hombre ha buscado maneras de conservar los alimentos en buen estado para poder disponer de ellos en cualquier temporada del año, sobre todo en épocas de carestía y la desecación ha sido desde tiemposfoto-bandejas-de-setas-deshidratadas1

Las ventajas de la deshidratación de alimentos son:

• Pueden conservar gran porcentaje de su sabor, color, consistencia y aspecto durante largo tiempo.

• Se pueden volver a rehidratar para su consumo.

• Sus propiedades nutritivas se conservan casi en su totalidad.

• Su tamaño es más pequeño y son de menor peso que en su estado natural.

• Son de fácil transportación y almacenamiento.

• Hacen mucho más costeable el transporte y reducen espacios en los almacenes.

• Tiempo prolongado de conservación.

• Se pueden encontrar en cualquier temporada.

• Son una buena opción para personas muy ocupadas.

• Son un buen y saludable tentempié o botana.

• Excelente como alimento para salir de excursión, campamento, etc.

• Los alimentos que se utilizan en la deshidratación son de muy buena calidad, están en su mejor momento de madurez.

• Conservación durante meses o años: la conservación es más larga cuanto menos agua retengan y alimentos totalmente deshidratados se conservan perfectamente durante años en envases cerrados.

• Mantiene las propiedades nutricionales de los alimentos: mejor conservación cuanto menor sea la temperatura de deshidratado.

• Los sabores se intensifican, al concentrarse. ¡Las frutas se convierten en verdaderas golosinas! Reduce el espacio de almacenaje, manipulación y transporte. Son por ello ideales para cuando viajamos, hacemos excursiones (ocupan poco, no manchan, son nutritivos y deliciosos).

• Si tienes la tentación de picar entre horas… es mejor tomar estos saludables snacks.

• Podemos conservar excedentes de cosechas.

• Podemos conservar esas frutas o verduras que no gastamos antes de que se echen a perder.

• Se pueden deshidratar todo tipo de alimentos como: frutas, vegetales, algas, semillas, granos, carnes, etc.

1268754226_81013020_4-CEBOLLA-LARGA-PEREJIL-CILANTRO-PIMENTON-AJO-Y-APIO-DE-CASTILLA-DESHIDRATADOS-Compra-Venta